El gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, enfatizó que no habrá “licuadoras” en este gobierno, es decir, los recursos se usarán para lo que fueron asignados.

No hay licuadora, lo que nos llega para pagarle a los maestros se paga a los maestros.

Aseguró que en este año no se repetirán las malas prácticas que se venían realizando en pasadas administraciones.

Por su parte, la secretaria de Educación, Yarabí Ávila González, destacó que la transparencia y la responsabilidad en el uso de los recursos son premisas básicas en la dependencia estatal.

Se estima que sean alrededor de 11 mil millones de pesos los que bajen durante el 2022 para el sector educativo en Michoacán, recurso que sumado al presupuesto estatal para nómina permitirá pagar a maestros y maestras del estado.

El presupuesto recién aprobado para la Secretaría de Educación del Estado (SEE) para el 2022 es de 26 mil 805 millones de pesos; mientras que el que se autorizó para el presente año fue de 25 mil 642 millones de pesos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.