La Auditoría Superior de Michoacán ya investiga la emisión y cobro de al menos 150 cheques, durante 2018 en el Congreso de Michoacán por 262 millones de pesos.

Estos cheques fueron entregados por la Secretaria de Finanzas del Legislativo a diferentes personas, por montos de $70,000, $100,000 y $150,000 pesos y que hasta ahora las investigaciones han arrojado que al menos dos personas fueron las encargadas de cobrarlos.

De acuerdo al propio auditor de Michoacán, Miguel Ángel Aguirre Abellaneda, esta investigación no lleva ninguna intención política, puesto que el actual gobernador del estado, Alfredo Ramírez Bedolla y la secretaria de educación, Yarabí Ávila González eran diputados en aquella transición de legislatura, por lo que aseguró, se seguirá el debido proceso y no hará acusaciones sin pruebas.

En este sentido aseguró que se procederá conforme a derecho y se integrará la carpeta correspondiente para turnarla al Tribunal de Justicia Administrativa (TJAM) y la Fiscalía Anticorrupción en el estado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.