Previo a la presentación de la competencia de cortometrajes de la sexta edición de Cuórum, el jurado estuvo presente en una conferencia de prensa donde pudieron expresar su opinión sobre su experiencia como jurados de la edición “Encuentra tu Historia”.

En primera instancia, Astrid Rondero, directora, guionista y productora cinematográfica- también miembro del sistema nacional de creadores de arte-, puntualizó que aún existen muchos obstáculos qué haciendo comunidad en el cine y fuera de, comenzarán a desaparecer.

El que todos, todas y todes empecemos a luchar porque, este nuestra voz y nuestra imagen, lo que soñamos, se vea representado creo que solamente se logra cuando lo hacemos en equipo y el cine es una cuestión de equipo.

Añadió que tomando el espacio público tal y como se realiza en las salas de cine, se generará reflexión en comunidad, sin embargo, aún se debe de obligar a las autoridades que se reconozcan esos espacio, y que no se vean como espacios de privilegio, porque enfatizó son: espacios ganados.

Fernanda Valadez, directora de “Sin Señas Particulares”, guionista y productora, reconoció la lucha porque las diferentes voces no solo se vean representadas, si no que irrumpan la conversación de la sociedad, ya que todos los trabajos que están en competencia hablan de diferentes vivencias, por lo cual, permiten a un espectador convencional entender vidas que no son iguales a las de ellos.

Dentro de la comunidad tampoco somos iguales y eso nos permite comprender aquello que compartimos y también que somos únicos, (…) sigue habiendo violencia y espacios como Cuórum son importantes para que esa violencia y esa discriminación vayan cesando.

Por su parte, Enrique Torremolina, activista de la comunidad LGBTQ+ y consultor de derechos humanos, mencionó que existen personas de todo tipo de cotexto socioeconómico, de diferentes colores de piel y personas con discapacidad pertenecientes a la comunidad, lo cual permite que las personas se sientan parte del proyecto de Cuórum.

Cuando vemos la historia de una persona que ha vivido fuera de los márgenes o que ha sido excluida en pantalla, o desde la mirada de una persona LGBTQ+, es uno de los golazos que mete un festival como Cuórum, pienso, ya ganamos un poquito más de espacio.

En su intervención, Morganna Love, actriz y cantante de ópera, destacó que este espacio ha brindado apertura a la comunidad trans ya que normalmente no habían tenido cabida en festivales.

Es el primer festival que tiene gente transinvolcurada, y es un festival de diversidad y no en todos los festivales de diversidad habemos gente trans, (…) estoy emocionada y agradecida porque nos han dado el lugar de dignidad que merecemos las personas trans.

Finalmente, Ana Zamboni, coordinadora de proyectos de cine y arte multimedia de México, Centroamérica y el Caribe en el Goethe-Institut Mexiko, reconoció que gracias a festivales e instituciones como Cuórum que abren estos espacios donde se pueden ver distintas historias que representan a los seres humanos.

En toda la riqueza que existe en nuestras culturas diversidades y opiniones, el ser un humano es un ente lleno de diversidad y gracias a esto es que somos tan ricos como especie, (…) Como espectadores es muy importante que estos espacios continúen en la escena, sería difícil como espectadores ver estas historias en las salas comerciales, es difícil ver este tipo de historias y diversidades si no es por espacios de Cuórum.

Cabe recordar que el jurado deberá deliberar entre la serie de proyectos que fueron presentados y que serán proyectados en la sala 1 de Cinépolis Centro y Jeudi 27.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.