La mañana de este viernes, fue abandonado un vehículo, mismo que en la cajuela tenía el cuerpo sin vida de un sujeto desconocido. El hallazgo ocurrió a la orilla de la carretera Jacona-Los Reyes, justo donde el jueves anterior, delincuentes dejaron tres cadáveres tirados bajo bolsas de plástico negras.

De acuerdo a los datos recabados durante la investigación periodística, se pudo establecer que alrededor de las 09:00 horas, habitantes de la comunidad de Guáscuaro, perteneciente a este municipio de Tingüindín se percataron de que habían dejado un vehículo marca Honda, color gris en el área de acotamiento, mismo que se encontraba abierto.

Al revisarlo las personas se percataron de que en la cajuela estaba un cadáver, embolsado y con cinta industrial gris, además de que había rastros de sangre, por lo que dieron parte a la policía.

Al lugar llegaron elementos de Seguridad Pública Municipal, quienes al confirmar la denuncia ciudadana, solicitaron la presencia del personal de la Fiscalía General del Estado, con base en la ciudad de Zamora.

Fue alrededor del mediodía que los investigadores concluyeron las diligencias pertinentes del caso, ordenando que el cuerpo sin vida, mismo que no traía ninguna identificación, fuera enviado al Servicio Médico Forense para realizarle la necropsia de ley para tratar de identificarlo y saber las causas reales de su muerte.

Cabe señalar, que el vehículo fue abandonado a escasos metros de donde el jueves fueron tirados los cuerpos de tres individuos que fueron torturados y baleados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.