Si no es suficiente el recurso para la salud mental, que el gobierno ahorre en gastos e invierta.

Lo anterior, luego de que el secretario de Salud, Elías Ibarra Torres anunciara que solo se destinarán 90 millones de pesos para la atención de la salud mental de los michoacanos, por lo que declaró que, la salud debe ser una premisa para el Gobierno del Estado y por ello, “los priístas pediremos menos gasto corriente y más inversión en el tema”.

Al respecto Hernández Peña sugirió que, ya que el gobierno de Michoacán decidió aumentar el gasto corriente (capítulo 1000) en más de 400 millones de pesos para el pago de “Servicios Personales” (sueldos y salarios), se pueden hacer algunas modificaciones para reencauzar el recurso e invertirlo en beneficio de las y los michoacanos.

Podría ser necesario poner en la mesa, la propuesta para la disminución de los salarios de los funcionarios de primer nivel.

Y es que contar con un presupuesto justo y adecuado al sector salud, señaló el legislador del PRI, permitirá una mejora en la capacidad de atención a la ciudadanía, pues en los tiempos de crisis sanitaria por los que aún atraviesa el Estado, es importante estar preparados para cualquier situación de enfermedad colectiva como el Covid-19 y la nueva variante llamada Ómicron.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.