Pfizer busca poner un alto a la variante de COVID-19 Ómicron, por lo que anunció que ya se encuentran trabajando en una vacuna que la neutralice.

De acuerdo a Albert Bourla, director ejecutivo de la farmacéutica, si bien confían en que la nueva píldora, así como la vacuna vs COVID-19 sean eficaces para esta nueva variante, ya se ha comenzado a fabricar una nueva vacuna.

Hemos dejado en claro varias veces que podríamos tener la vacuna en menos de 100 días, dijo el ejecutivo a CNBC.

El director ejecutivo aseguró que Pfizer hizo vacunas específicas para las variantes Delta y Beta, pero no fueron utilizadas porque la vacuna original también las combatía.

Esta nueva variante B.1.1.529 fue identificada en Sudáfrica por primera vez y de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) se trata de un riesgo global “muy alto”.

Mediante un documento la OMS declaró que teniendo en cuenta las elevadas mutaciones de Ómicron, con potencial de ser más resistentes a la inmunización y más contagiosas, el riesgo de que la variante se transmita en todo el mundo es “alto”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.