El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, denunció el presunto desfalco del erario público por parte del anterior gobierno del estado, encabezado por Silvano Aureoles Conejo, a través de un modelo de arrendamiento y posteriormente compra de siete cuarteles de la Policía Michoacán por un valor de cinco mil 186 millones de pesos.

En rueda de prensa, explicó que en marzo de 2016 el Subcomité de Adquisiciones del Sistema de Seguridad Pública adjudicó de manera directa un contrato a la empresa “Inmobiliaria DYF S.A. de C.V.” por el servicio de desarrollo y arrendamiento de cinco complejos de seguridad en los municipios de Huetamo, Coalcomán, Apatzingán, Jiquilpan y Zitácuaro; mismo contrato que se firmó en diciembre de 2017 para los cuarteles de Lázaro Cárdenas y Uruapan.

Señaló que por el concepto de la creación del proyecto ejecutivo, arrendamiento, mantenimiento y adquisición de los siete inmuebles se pagó tres mil 425 millones de pesos, mientras que, hasta el 28 de septiembre de 2021, el ejecutivo adquirió las bases de operaciones por mil 552 millones de pesos.

El mandatario estatal resaltó que no sólo se usó un modelo de arrendamiento fraudulento sino que, en todos los casos expuestos la empresa “Inmobiliaria DYF S.A. de C.V.” ni siquiera contaba con la propiedad de los inmuebles en cuestión, los cuarteles fueron adquiridos por la inmobiliaria días o incluso meses después de que se firmó la renta de los mismos.

Además, expuso que pese a las malas condiciones en las que se encuentran las construcciones, en algunos casos con estructuras de plástico, cada uno de ellos contaba con una “Casa de Gobierno”, un espacio adecuado con dos cuartos, helipuerto, salas, comedores y asadores para el disfrute de los funcionarios que se albergaban ahí.

Ante la presunta irregularidad en la renta y posterior compra de los espacios, Ramírez Bedolla aseguró que la Contraloría de Michoacán ya trabaja en la integración de un expediente para presentar una denuncia penal en contra de quienes usaron este modelo de negocios para enriquecerse ilícitamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.