Ante el avance del autodenominado grupo autodefensa “Pueblos Unidos” al municipio de Ziracuaretiro y la zona de la aguacatera de Michoacán, el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, afirmó que durante su mandato no se permitirá la existencia de grupos que actúen en defensa propia.

En rueda de prensa, expuso que los grupos autodefensas en la entidad ya no existen y que este tipo de organizaciones “casi siempre son un montaje para cuestiones ilícitas”, por lo que, aseguró que se llevará a cabo un operativo por parte de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano para disolver esta guardia comunitaria.

Señaló que persona armada que no forme parte de una corporación de seguridad actúa por fuera del margen de la Ley, sin embargo, al ser temas de competencia federal será la autoridad quien determine las acciones a realizar para el desarme de “Pueblos Unidos”.

Por otro lado, Ramírez Bedolla culpabilizó al ex comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, de desatar la guerra que se vive en el estado en la actualidad, pues resaltó que es su responsabilidad el tráfico de armas que se padece en la entidad.

Ya nos pasó con el gobierno de Enrique Peña Nieto, con el virrey Castillo que legalizó y armó a los grupos autodefensas y en realidad esas armas ahora están extraviadas o están al servicio de la delincuencia organizada, es el ‘Rápidos y Furiosos Michoacán.

La semana pasada, se reportó el ingreso de más de un centenar de hombres armados a la comunidad de San Andrés Coru en el municipio de Ziracuaretiro con el objetivo de combatir al crimen organizado que se ha dedicado a extorsionar, secuestrar e incluso despojar de sus huertas a productores de aguacate.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.