Gilberto Morelos Favela, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) señaló que aprovechando la legalización del cannabis en México, varios empresarios michoacanos han comenzado a impulsar la siembra de cáñamo, una planta de la familia de la marihuana que tiene entre sus propiedades ser un sustituto sustentado del petróleo y un sanador de suelos.

Dijo que la siembra y cosecha de esta planta puede ser un factor de desarrollo económico para Michoacán, no sólo por lo que representa en ingresos para el estado sino también por las modificaciones ambientales que genera su producción.

Michoacán tiene todo para ser una potencia mundial en la siembra de cáñamo o cannabis industrial, tiene diferentes climas y diferentes suelos propicios para su producción.

Pablo Luna Hernández, presidente de Cannamich, explicó además que han avanzado con los estudios en la entidad respecto a la producción de cáñamo, de modo que para febrero de 2022 plantarán 500 hectáreas de esta planta en 18 municipios, en los cuales más de 13 comunidades indígenas participarán.

Seguiremos sumando esfuerzos para dar a conocer la planta de cáñamo en la entidad, sobre todo con las autoridades correspondientes para que vean en este producto una solución a diversos problemas de Michoacán, sobre todo los ambientales y los económicos, ya que las ganancias por hectárea plantada pueden llegar a los 4500 dólares.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.