A través de una donación por parte de la empresa “Gaseco” a la Policía de Morelia, la corporación municipal contará con 50 patrullas que se convertirán del uso de gasolina a gas natural, con una reducción de 250 mil pesos mensuales a las arcas municipales por el concepto de recarga de gasolina.

El titular de la Comisaría de Seguridad Ciudadana, Alejandro González Cussi, explicó que el gasto en combustible de manera mensual para los 70 vehículos que se movían por medio de este hidrocarburo sobrepasa los 500 mil pesos mensuales, monto económicos que, aseguró, podría servir para la compra de insumos para equipar a los uniformados.

Aunado a ello, resaltó que se tienen sospechas que en la pasada administración municipal se llevaba a cabo la práctica del “huachicol”, es decir, los elementos iban a cargar gasolina, la sacaban de las patrullas después de llenar el tanque y repetían la práctica en beneficio propio.

Ante el excesivo gasto y las malas prácticas, se llegó al acuerdo de convertir 50 patrullas a gas natural, sin costo al erario público debido a la donación de “Gaseco”, pues la reconversión por precio de servicio oscila entre los 300 mil pesos por unidad.

El alcalde de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, subrayó la necesidad de eficientar las finanzas municipales para generar los mayores ahorros posibles y con ello tener recursos para poder realizar la compra de otro tipo de insumos necesarios para la policía municipal, como más vehículos automotores, uniformes y equipamientos tales como cámaras y teasers.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.