Regresó la fiesta brava a la plaza de toros Monumental de Morelia, habíamos tenido atisbos de bravura en otros festejos, pero en plan particular; y ahora como un gran regalo y aliciente para la noble afición, de nueva cuenta fuimos testigo de la fiesta más hermosa, la fiesta de los toros.

Ante grandes expectativas, por el cartel de regreso a la tan tradicional corrida de noche de muertos en Morelia, la afición, buscó con anticipación asegurar su lugar, ya que Octavio García, “El Payo”, Diego Silveti, el de la tercera generación de guanajuatenses triunfadores y con el hidrocálido Luis David Adame, se auguraba una noche plena de arte, de poder y de emoción, ya que la corrida de San Miguel de Mimihuapan, daba certeza de que habría bravura.

Y la hubo, pero faltó el trapío, faltó casta y las expectativas quedaron en eso, dos toros muy buenos, que trasmitieron y a los que se les obtuvo extraordinarias faenas, uno malo de plano completamente falto de casta y un novillo que pasó como toro, fueron los bureles de la prestigiada ganadería que, en España, cuenta con una de las divisas más importantes y del gusto de la tauromaquia actual Zalduendo de los señores Bailleres, ganaderos de Mimihuapan.

Casi a las 8:30 partieron plaza ante una algarabía generalizada en la majestuosa Monumental de Morelia, que registró más de media entrada; vimos aparecer de toriles al primero, sin malas ideas se dejó meter mano, ante muy poca colaboración, ahí fue cuando Octavo García El Payo, comenzó a darle tiempo y por la derecha le arrancó sobrios muletazos ante un toro que iba pero no colaboraba, ni por la izquierda en naturales de regateo y con pausa, viéndose un tanto distraído el toro al que se le buscó los mejores lados antes de tirarse a matar con una estocada en buen sitio que se prolongó al descabello para en varios intentos recibir un aviso.

Su segundo ejemplar de nombre Venadito con 518 kilos, vistosos por su color cárdeno claro bragado, en nada le colaboró; y lo obligaron a entrar los dos caballos en la suerte de varas, para que ni así le hicieron sacar el carácter de acometividad al toro, al que se le buscó en todo momento y que no quiso embestir: el lado que mejor le acomodó para pasar al bovino fue el izquierdo y así El Payo, lució en tres tandas, aunque el toro seguía sin colaborar: y en una manoletina abrevia y se tira a matar, lo que fue un desatino y hasta en el descabello con avisos y casi se le va vivo a los corrales ante las protestas del público, en una noche para el olvido.

El segundo espada en el cartel, fue el guanajuatense Diego Silveti, precedido de tardes con triunfos importantes y con la mejor expectativa de regresar triunfal a Morelia: en su primer astado no tuvo suerte, un novillo sin trapío de 470 kilos de nombre Azaña, que desde su salida fue protestado con fuerte petición de regreso que el juez de plaza nunca aceptó: sin fuerza se vio en el primer tercio y distraído en el trasteo a la muleta, ante una faena meritoria, donde Silveti le dio su tiempo, no lo ahogó y le ligó excelsos muletazos naturales por la izquierda en sobrios movimientos, que sin embargo en la salida el toro pretendía huir, ante la paciencia del matador que así le hilvanó una pausada faena que con vistoso molinete abrevia para tirarse a matar y de 3 cuartos de estocada logra hacer rodar al toro protestado.

El segundo de su lote fue Majestuoso de nombre y con 520 kilos, cárdeno caribello, meano, mostró clase en el capote y al salir del caballo se dejó ver con trasmisión en el quite por gaoneras que le realizó el maestro guanajuatense; con la muleta Silveti se veía inmenso, dominador y prende al ejemplar, hubo intensidad en las embestidas aunque con derrotes y arreones intempestivos que incluso rasgan la muleta, peor el dominio del tercero de los Silveti, fue abrumador, conectó al toro de principio a fin y trasmitieron intensidad por ambos lados, al natural y en las templadas manoletinas que fueron coreadas por la multitud que vio un estocadón en todo lo alto, que le otorgó una oreja y la petición fue unánime para el segundo trofeo que concedió el juez y que coloca a Diego Silveti, como un triunfador en este corrida.

Luis David Adame, de Aguascalientes, vino a Morelia, a mostrar clase y dominio en sus astados, el primero, Reencuentro con 515, kilos de inicio se dejó ver con claridad al capote en las medias cambiadas de rodillas, peleó al caballo, pero recibió duro castigo, que se vio reflejado en su accionar, se quedaba a medio camino, sin embargo había torero y poder, además de que aun así colaboró el toro y acudió a cuantos muletazo se le solicitaba y con clase, humillando sin atisbos de violencia y con trasmisión aunque acusara falta de fuerza. Antes en las banderillas el matador entusiasmó al público y con 3 cuartos de estocada despachó al ejemplare, que sin otorgar trofeos fue muy bueno reconocido por el público que le tributó ovación en el arrastre.

Para cerrar plaza Adame, se vio enorme al capote en el quite al caballo por Gaoneras causando alboroto en los tendidos, pero en un momento de confianza El Toro de nombre 3 Trofeos, con 495, kilos lo alcanza a prender y dramáticamente hace por el en el suelo, sin consecuencias, para regresar con la muleta y mostrar toda su torería y valor: cualquier lado fue bueno para el toro, mostró clase y el matador dominio, no la ahogaba exigiendo de más, dejó que el toro marcara sus embestidas: y las tandas del toreo a la antigua en las manoletinas a su estilo lucieron enormidades, al natural y en los derechazos el toro obedecía: este fue muy bueno, iba con claridad al engaño y el temple que le marcó el hidrocálido hicieron surgir en tribunas el grito de “torero, torero, torero” ante el estoconazo en todo lo alto que hiso rodar al toro que le otorgó casi unánimemente las dos orejas, quedando pendiente solo el rabo para así cumplir con su nombre “3 Trofeos”, pero el triunfo para ambos fue el tercero, lo que le valió compartir la gloria a Adame, con Silveti y así salir por la puerta grande a hombros ante la concurrencia que esperó hasta el último momento para abandonar la plaza, en espera de que haya más fiesta brava y tal parece que si la habrá, lo que estaremos informando en este regreso a LOS TOROS.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.