Al pie de la carretera, en la comunidad de Santa Ana Chapitiro las ofrendas también se hicieron a la Santa Muerte para rendirle homenaje en esta fecha donde se espera el regreso de las personas que ya no están con nosotros.

Este Día de Muertos la fiesta no solo ocurrió en los panteones, en un ambiente de paz y oración se colocaron ofrendas en este santuario a la también “niña blanca”.

Las personas llegaban hasta este lugar y sigilosamente se paseaban por ahí, buscaban detenerse con una de las figuras de yeso o madera, estando de frente a ella bajaban su mirada y se persignan, algunos tocan la figura con mucha fe, otros colocan algún cigarro o tequila.

Murmullan sus peticiones o agradecimientos, platican con la Santa, tras el paso de unos minutos se retiran y deciden continuar su camino. Aunque su festejo en la comunidad se lleva a cabo en septiembre, está noche de muertos también se le espera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.