Un hombre acribillado a balazos, quien además al parecer tenía una oreja cercenada, fue hallado en un predio ubicado a la orilla de la carretera Morelia-Uriangato.

Las autoridades policiales comentaron que el cadáver fue localizado este lunes en el municipio de Cuitzeo, a una distancia aproximada de 200 metros de la entrada a la población de Chupícuaro.

Las fuentes indicaron que el finado no está identificado, él era delgado, de piel blanca y estaba semidesnudo, solo usaba una chamarra negra.

Unos habitantes de la zona hicieron el descubrimiento del interfecto y avisaron a la Policía, entonces acudieron los patrulleros, quienes confirmaron el reporte y acordonaron el área.

Posteriormente, los expertos de la Unidad de Servicios Periciales y Escena del Crimen (USPEC) arribaron al citado lugar y comenzaron las investigaciones respectivas. Por último, el cuerpo fue trasladado a la morgue para la práctica de la necropsia de rigor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.