El gobierno de Michoacán busca recaudar 436 millones 243 mil pesos al cierre del 2020, a través de un programa de estabilización fiscal mediante el cual la ciudadanía pueda ponerse al corriente con sus adeudos en materia de tránsito, además de la implementación del trámite para sacar la licencia de conducir de manera permanente.

En rueda de prensa, el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, presentó los pormenores del programa mediante el cual se pretende regularizar a 200 mil vehículos del sector privado, los cuales desde 2012 no cuentan el pago de tenencia vehicular, reemplacado ni hologramas.

El mandatario estatal explicó que si el 60 por ciento de los conductores morosos particulares participan en el programa de “Borrón y Cuenta Nueva” se podrían recaudar 306 millones 836 pesos; en el caso de los 30 mil concesionarios de servicio público, se podrían obtener hasta 33 millones 691 mil pesos.

En tanto al trámite de la licencia de conducir permanente, Ramírez Bedolla señaló que el costo sería de dos mil pesos por actualización, con lo que en ediciones anteriores de este programa se han podido recaudar casi 100 millones de pesos en menos de un mes.

Afirmó que los detalles del programa y sus pormenores serán enviados al Congreso de Michoacán para su posible aprobación antes del 15 de noviembre y que los beneficios para la ciudadanía estén vigentes hasta el 17 de diciembre.

El jefe del ejecutivo estatal aseguró que esta iniciativa nació debido al déficit financiero que enfrenta la entidad por hasta 14 mil millones de pesos, por lo que de ser aprobado por el Congreso Local daría un “aire” a las finanzas públicas de cara a los compromisos con los trabajadores del estado para el fin de año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.