La noche de este miércoles la Policía de Morelia en conjunto con la Guardia Nacional comenzaron la aplicación de 14 pruebas aleatorias de alcoholemia donde algunas personas resultaron positivas al límite permitido y fueron trasladadas ante el juez cívico en el centro de detención de la corporación municipal.

De las 14 pruebas aplicadas, 8 resultaron positivas y a los ciudadanos que rebasaron el límite, se les impuso su respectiva infracción por conducir bajo los influjos del alcohol.

El puesto de revisión de las autoridades se instaló sobre el bulevar García de León, en la ciudad de Morelia y se continuarán instalando de forma aleatoria en diferentes puntos de la capital, con la finalidad de inhibir que los ciudadanos conduzcan alcoholizados y pongan en riesgo sus vidas y la de los demás conductores.

Además la Policía de Morelia informó que seis automóviles fueron trasladados al corralón y sus respectivos conductores fueron remitidos ante el juez cívico, por rebasar los 0.06 miligramos de alcohol en aire por litro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.