El trabajo de los elementos de la Policía de Morelia no es cuidar personas en estado de ebriedad que salen a altas horas de antros y bares, sentenció el alcalde capitalino, Alfonso Martínez Alcázar, luego de ser cuestionado por el actuar de la corporación municipal tras el ataque armado que dejó seis muertos en la avenida Enrique Ramírez, la madrugada del pasado lunes.

En entrevista, el edil afirmó que los agentes municipales acudieron en tiempo y forma al llamado de auxilio tras la balacera, sin embargo, justificó el limitado actuar de los uniformados al asegurar que la tarea de la corporación es prevenir incidentes de cualquier tipo y no cuidar gente alcoholizada.

La policía de Morelia no es una policía que está al servicio de las personas que toman en la noche y que se convierten en violentos, que cometen accidentes y todo lo que conlleva el alcohol en la madrugada.

El munícipe señaló que el atender el tema de la inseguridad en Morelia no sólo le corresponde a las autoridades de gobierno, sino a la ciudadanía en general, por lo que hizo un llamado a dueños de negocios con licencia tipo C – que permite la venta de bebidas alcohólicas – para atender una posible reducción de horarios en sus establecimientos.

Refirió que hay locatarios que pugnan por extender sus horarios de atención en sus licencias de funcionamiento, a sabiendas de que las personas que salen de bares y antros a altas horas de la madrugada están en la calle en un estado etílico que puede ser generador de rencillas o incidentes de todo tipo.

Los que tienen un bar y que se escudan en que son generadores de empleos y que por eso pueden funcionar hasta altas horas de la madrugada, si son generadores de empleos, pero después de altas horas de la madrugada son generadores de problemas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.