Durante los seis años de la pasada administración estatal, encabezada por Silvano Aureoles Conejo, el gobierno de Michoacán invirtió mil 227 millones 865 mil 800 pesos en la renta de seis helicópteros y un avión sigiloso a la empresa B3 FlyService S.A. de C.V.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), José Alfredo Ortega Reyes, informó que el gobierno del estado firmó un contrato por la renta de siete aeronaves, el pasado 17 de diciembre de 2015, por el valor señalado a liquidarse en un periodo de 69 meses, es decir, en cinco años y ocho meses.

Precisó que el costo anual para el uso de los vehículos aéreos arrendados asciende a los 218 millones 865 mil pesos, es decir 18 millones 829 mil pesos mensuales, 610 mil pesos de manera diaria.

La utilidad de los vehículos aéreos sería en misiones de logística, vigilancia, auxilio y trabajo operativo de funcionarios estatales, sin embargo, el titular de la Secretaría de Gobierno, Carlos Torres Piña, afirmó que, en muchos casos, las aeronaves fueron usadas para fines personales.

En tanto a la empresa en cuestión, el funcionario estatal refirió que B3 FlyService fue registrada en una notoria pública en la Ciudad de México unos días antes de contratación de sus servicios en noviembre de 2015, mientras que la constitución de la empresa tiene el registro del haber sido creada apenas 14 días antes de la firma del contrato, el 03 de diciembre de 2015, a nombre de Ismael Flores Ramos.

Al respecto de las presuntas irregularidades, Torres Piña aseguró que ya se están integrando las carpetas de investigación correspondientes para presentar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) pues advirtió que se prevé un desfalco al erario público en un gasto irregular.

Por último, enfatizó que la actual administración morenista no hará de aeronaves particulares para el traslado de funcionarios al interior del estado, mientras que los vehículos aéreos que son propiedad del ejecutivo se mantendrán inactivos al ser innecesarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.