Con la entrega, únicamente por escrito, del sexto y último informe de gobierno de Silvano Aureoles, el titular del ejecutivo sigue escondiendo la cara y eludiendo su responsabilidad histórica sobre el penoso papel que ha desempeñado al frente del encargo que las michoacanas y los michoacanos le depositaron, señaló en un comunicado el diputado local, Fidel Calderón Torreblanca. “El juicio histórico que pesará sobre Aureoles Conejo ya comenzó con las estrepitosasderrotas que le propinó el pueblo de Michoacán en 2015 y 2018. Ambos procesos significaron una evaluación de repudio hacia su administración”, remarcó el legislador.

 

Calderón Torreblanca señaló que, si bien no es una obligación legal que el titular del ejecutivo acuda personalmente a rendir su informe al Congreso, es una responsabilidad política darle la cara al pueblo, mismo que esta representado en el poder legislativo. “Para todo ciudadano que ha servido y que sirve a su prójimo con una investidura pública, debe ser un alto honor hacer uso de la máxima tribuna de un parlamento, más aún si se acude a informar sobre los resultados de la honrosa encomienda de un mandatario”, señaló.

 

Silvano Aureoles ha despreciado y sigue despreciando al pueblo de Michoacán, ofendiendo su inteligencia con burdos montajes y con una narrativa que oculta su falta de resultados. Su paso por el gobierno del estado ha tenido como hilo conductor el de la mentira, la traición y la vileza. Al salir por la puerta trasera, le pone un colofón a uno de los períodos más oscuros de la historia de nuestro estado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.