Javier Lozano

Otra vez el Senador Ricardo Monreal da muestras de empatía y responsabilidad; esta vez, con la iniciativa con proyecto de decreto a fin de poder modificar el artículo 4° de la constitución en materia de protección animal.

Sería, entonces, un cambio que pone en igualdad de condiciones o una forma de garantizar la manera de recibir una garantía en un clima sano donde, animales o seres vivos catalogados como mascotas, tengan la posibilidad de contar con un marco constitucional ante la preocupación por brindarles derechos suficientes a que vivan y convivan en armonía.

Otro aspecto, sería, darle garantías suficientes al cuidado de las especies con una protección constitucional.

Si bien existen algunos avances en materia de cuidado animal en contra del maltrato, desde luego la modificación del artículo cuarto de la constitución daría, en un margen amplio, un grado mayor de certeza para que los propios animalitos en su vida, asistencia, protección, atención y, por supuesto, sus actividades físicas que realizan en ambientes sean propicios.

A veces nos sorprende la forma en que son tratados o, quizá, no nos explicamos cómo no cuentan con ese respaldo suficiente si, como seres vivos, sienten y perciben.

Por ello, el compromiso lo asume el coordinador de los senadores de Morena que, al respecto, ha hecho mucho énfasis en la materia.

De hecho, hace unas semanas, se aprobó el uso de animales para experimentos de cosméticos lo que, en términos de ganancia, significó una conquista para los derechos de distintas especies.

Eso buscó además de concientizar a la sociedad, mecanismos legales a quienes, a propósito de ello, incurran en estas acciones. Tal vez eso sirvió de ejemplo para seguir empujando la iniciativa que presentó el coordinador Ricardo Monreal ante las comisiones que, de hecho, ya la discuten.

Esa ventaja, abre la posibilidad que, muy pronto, se pueda someter y aprobar en el pleno. Por fortuna, hay un respaldo inmenso de la fracción de Morena que ha venido empujando, desde luego, con unidad y coordinación de su máximo líder, Ricardo Monreal.

Ante ello, esa causa a la que, hoy en día, ha puesto toda la capacidad y la energía necesaria. No olvidemos que el propio senador Ricardo Monreal viene cosechando grandes resultados en el inicio del cuarto año legislativo. Se aprobó la ley secundaria de Juicio Político, al igual, la eficiencia y el oficio que operó en los términos de revocación de mandato.

El hecho es que, llegando el momento preciso, no habrá impedimento para que, Morena y sus aliados, sumados a la gran capacidad de negociación de Ricardo Monreal con las fuerzas de oposición, sean necesarias para capitalizar la modificación del artículo cuarto de la constitución.

Por cierto, si el proyecto no sufre alguna variante, la ley contemplaría que toda persona tiene derecho a un buen ambiente sano para su desarrollo. Ante ello, el estado garantiza de igual forma, la protección y preservación de las especies no humanas que forman parte de la biodiversidad del territorio nacional.

En todo caso, la atención se ha puesto en marcha en este nuevo proyecto. De entrada, un asunto importante no solo de sensibilidad humana de parte de Ricardo Monreal, sino la empatía con los aspectos de los animales como un principio o valor axiológico que implica respaldo en materia legislativa para ser una realidad.

Mientras ese momento llega, se consolida Ricardo Monreal como máximo referente, eso sí, en un tema cuya sensibilidad y ciencia con los animales, debe romper cualquier paradigma para ayudarlos a tener un clima sano de convivencia y esparcimiento.

Un acto humanitario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.