Ante la toma de protesta de los 40 diputados electos de la 75 legislatura del Congreso del Estado de Michoacán, docentes agremiados a la fracción Poder de Base de la sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se manifestaron afuera del Palacio Legislativo.

El líder sindical, Benjamin Hernández Gutiérrez, explicó que se realizó la toma simbólica del recinto legislativo con la expectativa de que los diputados electos retomen los trabajos legislativas en las comisiones de educación, gasto y presupuesto para mejorar el presupuesto en materia educativa para el 2022.

El secretario general de la fracción Poder de Base recordó que en 2020, los diputados de la 74 legislatura aprobaron un presupuesto deficitario para el ejercicio fiscal 2021, el cual se vio reflejado de manera directa en los pagos a los 28 mil docentes de nómina estatal.

Señaló que pese a los llamados del magisterio a negociar y repensar el presupuesto para 2021, los legisladores hicieron caso omiso a las peticiones, por lo que desde agosto del presente año el gobierno de Michoacán presentó dificultades para el pago de sus salarios.

En este sentido, afirmó que debido a la manifestación y las acciones de protesta que persisten en el interior del estado, como la toma de las vías férreas por 45 días, los nuevos legisladores mostraron apertura al diálogo para negociar con el magisterio.

El gobierno de Michoacán adeuda mil 202 millones 25 mil pesos por el concepto de tres nóminas, dos del mes de gasto y la primera quincena de septiembre, además de 651 millones de pesos de bonos y prestaciones que datan del año 2020.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.