A menos 20 días del cierre de la administración estatal, el gobierno de Michoacán adeuda alrededor de mil 570 millones de pesos a trabajadores de nómina estatal del sector educativo, organismos autónomos, empleados del poder legislativo y judicial, así como personal de confianza que labora para alguna de las dependencias estatales.

El titular de la Secretaría de Administración y Finanzas, Carlos Maldonado Mendoza, desconoció el número exacto de trabajadores que continúan sin recibir el salario devengado de las dos quincenas del mes de agosto, pero especificó que una vez que lleguen las participaciones federales del mes de septiembre comenzará la dispersión de nómina a algunos sectores.

El funcionario estatal precisó que de los adeudos con los trabajadores, 531 millones 71 mil pesos corresponden al salario y prestaciones de los 28 mil docentes de nómina estatal, mientras que el restante, mil 38 millones de pesos se le des deben a los empleados de los demás sistemas y subsistemas.

Explicó que debido al déficit financiero con el que se presupuesto el ejercicio fiscal 2021 para Michoacán, por el orden de los siete mil millones de pesos, ya se previa desde el año pasado que el estado enfrentará dificultades para el pago de los empleados estatales, por lo que la única manera de hacerle frente a los compromisos del cierre de la administración sería recurso extraordinario proveniente de la Federación.

En el caso del recurso que el gobernador electo, Alfredo Ramírez Bedolla, gestionó con la Secretaría de Gobernación por un valor de tres mil 822 millones de pesos, Maldonado Mendoza admitió que lo prometido por el gobierno de México no ha llegado a las arcas estatales y adelantó que el dinero en cuestión serviría para el pago de la nómina docente y los demás sectores que se adeudan.

Señaló que el recurso prometido sería suficiente para el pago de las nóminas que se les adeudan a los profesores de nivel básico, así como para las próximas quincenas que todavía corresponden al gobierno de Silvano Aureoles Conejo, recurso que asciende a los 995 millones 33 mil pesos, además de que los 651 millones que aún se deben por conceptos de bonos del año pasado.

Mientras que el restante, dos mil 176 millones de pesos, se utilizaría para hacerle frente a los adeudos con los demás empleados estatales así como el pago a proveedores a quienes se les continúa adeudando recurso desde hace algunos años.

Sin embargo, al corte de esta redacción no se cuenta con solvencia presupuestal para el pago de ninguno de los trabajadores estatales pues el secretario de Administración y Finanzas insistió en que no se realizaran pagos a medias o a solo uno de los sectores a los que se les adeuda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.