El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que supervisará las obras del Tren Maya cada dos meses, por que se tiene que inaugurar esta obra a finales de 2023, con mil 500 kilómetros de construcción de vías Férreas.

Dijo que como es un tren moderno, que se puede desplazar a 160 kilómetros por hora, requiere de una vía especial, donde se están construyendo los durmientes de concreto “y lleva una base de piedra, balasto que no hay en todo el sureste en la península”.

En La Mañanera desde Palacio Nacional, el mandatario aseguró que no hay oposición de la gente que vive por donde pasa el Tren Maya y que los mismos ejidatarios los están ayudando, “la gente está a gusto”.

“Le agradezco mucho a la gente por donde pasa el tren a los ejidatarios a pequeños propietarios porque todos nos están ayudando, no hemos tenido ningún problema, no hay oposición, la gente está a gusto”.

También dijo que invitó a los dueños de las empresas a supervisar las obras, porque “es una obra que tenemos que hacer entre todos, nos están ayudando transportistas, los trabajadores de la construcción, autoridades municipales, gobernadores, la gente está ayudando mucho, todo el pueblo para hacer esta gran obra”.

Además, aseguró que todas las obras son del pueblo de México, por que son obras públicas “no son concesiones, toda esta obra tanto los aeropuertos, el tren, todo queda como parte del patrimonio nacional”. “Entonces vamos a estar también a finales de octubre haciendo lo mismo para que a finales, diciembre de 2023 podamos inaugurar el Tren Maya”, concluyó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.