Para el pago de nómina de los trabajadores estatales de base y confianza, docentes con clave estatal y empleados de organismos descentralizados que dependen del gobierno de Michoacán son necesarios cuatro mil millones de pesos para el cierre de la actual administración de Silvano Aureoles Conejo, el 30 de septiembre.

El titular de la Secretaría de Administración y Finanzas de Michoacán, Carlos Maldonado Mendoza, reconoció que, debido al déficit financiero de siete mil millones de pesos con el que proyectó el ejercicio fiscal 2021, la administración estatal no cuenta con el recurso necesario para hacer frente a las deudas con los trabajadores al cierre del actual gobierno.

Para la dispersión de la primera nómina del mes de agosto, la cual se adeuda desde el pasado viernes, son necesarios mil 821 millones 442 mil pesos, entre las quincenas de los trabajadores estatales y gasto operativo, así como el salario de los 28 mil profesores de clave estatal.

Sin embargo, a la fecha del día de hoy, el gobierno del estado sólo tiene 66 millones de recurso propio para el pago de la nómina docente y 94.48 millones que envió la Federación por el concepto del acuerdo U080, es decir, alrededor de 160 millones para solventar un adeudo de 412 millones 49 mil pesos, de la primera quincena de agosto.

El recurso restante, más de 250 millones de pesos, se espera que llegue el día de mañana como las participaciones federales propias del mes de agosto y, con ello, se puedan solventar los adeudos; Maldonado Mendoza aseguró que en el escenario más bajo llegan a la entidad 600 millones y en el más optimista hasta mil 600 millones de pesos.

El funcionario estatal admitió que la única manera de salir bien librados del cierre de la administración con el pago a todos los trabajadores que dependen de este nivel de gobierno es que la Federación auxilie a Michoacán con recurso extraordinario, pues de lo contrario no habrá manera de cubrir todos los adeudos.

Admitió que a 45 días de culminar el gobierno estatal es imposible que el gobierno de México dé a la entidad un adelanto en las participaciones, al igual que alguna institución bancaria emita un crédito a una administración saliente.

Además, el secretario de Administración y Finanzas insinúo que esta estrategia de ahorcar al gobierno del estado podría ser una idea que proviene de la Federación para generar una crisis económica en los últimos días de Silvano Aureoles al frente del gobierno de Michoacán, sin embargó, aclaró que la crisis no es para el gobierno sino para la gente que cobra de él.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.