Ante el resolutivo del Tribuna Electoral del Estado de Michoacán (TEEM) mediante el cual se ratificó el triunfo de Alfredo Ramírez Bedolla como gobernador electo, el candidato a la gubernatura por la alianza “Equipo por Michoacán”, Carlos Herrera Tello, aseguró que el desechamiento del “juicio madre” para anular la elección se veía venir por parte de los magistrados del tribunal, toda vez que ellos responden a acuerdos políticos y no al pueblo de Michoacán.

“No nos sorprende, sabemos como funciona y como ha funcionado, es un sistema que se encuentra agotado, los magistrados son productos de acuerdos políticos, sabemos que pertenecen a un grupo político, que hubo un personaje que los puso ahí”, manifestó.

El ex secretario de Gobierno insistió que los magistrados del TEEM dieron nula revisión al juicio presentado, además de que desestimaron pruebas como audios, videos, fotografías y declaraciones ante notarios públicos que eran probatorias no sólo de la injerencia del crimen organizado sino del ejecutivo federal.

Confesó que no se siente decepcionado del actuar de los magistrados al darle el triunfo a Ramírez Bedolla, pues desde su primera reunión con algunos de ellos, se sabía hacia donde se inclinaba la balanza.

El dos veces alcalde de Zitácuaro afirmó que la presentación de este juicio de inconformidad a nivel local fue un mero trámite para llegar al Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación, instancia que tiene hasta el 30 de septiembre para resolver el juicio, y anular o no la elección.

No obstante, Herrera Tello reconoció que pese a que ya se dio la resolución de manera formal, el TEEM no ha notificado al “Equipo por Michoacán”, por lo que no será que se dé la notificación que se presente el juicio a nivel federal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.