Según las boxeadoras mexicanas Brianda Cruz y Esmeralda Falcón, las integrantes de la Selección Nacional de Softbol Femenil, que concluyó su participación en Tokio 2020 en el cuarto lugar, tiraron a la basura de la Villa Olímpica los uniformes con los que jugaron, lo que causó molestia a las púgiles.

“Este uniforme representa años de esfuerzos, sacrificios y lágrimas. Todos los deportistas mexicanos anhelamos portarlo dignamente, y hoy tristemente el equipo mexicano de softbol lo dejó todo en la basura de las villas olímpicas”, publicó Cruz en sus redes sociales.

“Quizá para algunos de los compañeros deportistas signifiquen ‘nada’ estos uniformes; para muchos otros representan nuestros años de trabajo, dedicación, amor y pasión. Qué pena que el equipo de softbol mexicano no lo vea así”, complementó Falcón.

Tras el escándalo provocado por el gesto de algunas de las seleccionadas nacionales de softbol al tirar la indumentaria proporcionada por el Comité Olímpico Mexicano para la competencia japonesa, Cruz Guerrero, presidente de la Federación Mexicana de Softbol, justificó esta decisión: “no tenían espacio en el equipaje”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.