A menos de cien días de que concluya la administración de Silvano Aureoles Conejo, La CNTE mantiene esperanzas en el próximo gobierno estatal, sobre todo en cuanto al tema de recursos financieros.

Lev Velázquez Barriga, Secretario Técnico de la CNTE aseguró que han buscado establecer vías de comunicación con el gobernador electo, Alfredo Ramírez Bedolla a fin de atender el déficit presupuestal que quedará tras la administración de Silvano Aureoles.

“Sabemos que Bedolla está ocupado, pero queremos entablar con él un diálogo previo a que asuma el cargo el 01 de octubre”, aseguró

Acusó que, de manera recurrente, se ha desviado el recurso de manera discrecional para otras situaciones, recurso enviado por la federación.

Dijo que la nómina educativa alcanzaría un adeudo de 4 mil millones de pesos al término de este año, si no se da puntual cumplimiento al pago quincenal.

Recordó que de manera recurrente el Gobierno Estatal falla con la distribución de la nómina magisterial, y más en este año en el que se aprobó un presupuesto deficitario.

“El gobernador no puede justificar en qué se está gastando la deuda que dejó a los michoacanos, podemos estipular muchas cosas ya que al parecer está tratando de llevarse todo el dinero que puede”, añadió.

Por lo tanto, esperan poder plantearle ciertas necesidades al gobernador electo, entre ellas la regulación del pago diferenciado entre trabajadores estatales y federales, el pago de las prestaciones, adeudo que asciende a 600 mdp, además la creación de un techo financiero, la federalización de la nómina y la regularización de contratación de eventuales y normalistas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.