El vocero del gobernador electo de Michoacán, Carlos Torres Piña, admitió que por parte del equipo de transición de Alfredo Ramírez Bedolla existe la preocupación de no poder contener el problema de inseguridad que aqueja a la entidad, toda vez que, acusó, la actual administración estatal encabezada por Silvano Aureoles Conejo ha permitido que se agudicen los conflictos.

El diputado federal con licencia consideró que Michoacán está hundido en una crisis de ingobernabilidad e inseguridad, sin que el responsable de atender estos temas les haga frente, pues denunció que Aureoles Conejo continúa tratando de llamar la atención con un tema de carácter electoral.

Puso de ejemplo la situación de violencia e inseguridad que se vive en Tierra Caliente, así como en la zona centro y oriente del estado, en donde, resaltó, se ha intensificó la problemática debido al abandono total de la autoridad desde hace algunos meses a la fecha.

“Hay preocupación en estos temas porque pareciera que Silvano Aureoles lo hace de adrede, pues ya se van, ya en ellos no recaerá la responsabilidad, ‘ahí que se amuelen los que vienen’, todo indica que esa es su actitud”, manifestó.

Torres Piña exhortó al gobernador michoacano a dejar el show mediático y dedicarse a atender los temas fundamentales para el desarrollo del estado para generar estabilidad y orden para la entrega de un estado en paz, el próximo 1 de octubre.

Mientras tanto, Silvano Aureoles continúa en la lucha por la anulación de las pasadas elecciones del 6 de junio, en las que el candidato del Partido del Trabajo (PT) y Morena, Alfredo Ramírez Bedolla, resultó ganador, ya que el mandatario asegura hubo intromisión del crimen organizado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.