El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo justificó la falta de recursos para pagar lo que se adeuda a trabajadores del estado, como policías y profesores estatales con el recorte de 300 millones de pesos por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), correspondiente al Impuesto Sobre la Renta (ISR), que las dependencias del Gobierno solicitaron sea devuelto.

Aureoles Conejo explicó que este recorte se aplicó de forma discrecional y unilateral, pues la dependencia federal justificó que particulares también habían reclamado la devolución del ISR, lo que significó que al estado dejaran de llegar 300 millones de pesos.

Recordó que el déficit general de Michoacán, incluyendo el tema educativo ronda los 13 mil 500 millones de pesos, pues solo de la nómina magisterial son 5 mil 800 millones.

Aunado al recorte aplicado por Hacienda se encuentran los presupuestos deficitarios aprobados por los diputadios federales para Michoacán en 2020 y 2021, que suman 7 mil 700 millones de pesos.

Finalmente explicó que se trató de un desfase en la llegada de las participaciones federales, mismas que se depositaron ayer y en las próximas horas serán dispersadas a los trabajadores que se les adeudan quincenas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.