Luego de la tromba del pasado fin de semana, en las comunidades de Tacuro y Zopoco, elementos de Protección Civil Municipal de Chilchota y de la Policía Municipal, así como voluntarios, prácticamente han terminado de limpiar casas y calles, inundadas de lodo y basura, que fueron arrastrados por la corriente de agua, tras un deslave.

El coordinador de PCM, J. Manuel López Escobar, dijo que, tras conocer del desastre por la tromba, deslave de una parte del cerro del Cobre y desbordamiento del agua de un barranco, lo que ocasionó que las corrientes de agua, lodo y troncos, se introdujeran a varias viviendas, causando daños considerables, por lo que se apoyó a los damnificados.

En la comunidad indígena de Tacuro, los paramédicos apoyaron y auxiliaron a dos mujeres que habían sido arrastradas por la corriente, y trasladadas a un hospital de Tangancícuaro.

En la comunidad de Zopoco, también en esta Cañada de los Once Pueblos, la presidenta municipal de Chilchota Álfega Rivera Alejo, dispuso se atendiera a los damnificados por la tromba; cuatro viviendas sufrieron daños prácticamente totales, a causa del agua y lodo.

También se han entregado víveres, colchones y ropa, a las familias que perdieron todo; el centro de acopio aún permanece en el auditorio de Tacuro, manifestó el comandante operativo de Protección Civil Municipal de Chilchota, Jonathan Cervantes García.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.