El equipo de transición del gobernador electo de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, comenzará la revisión de las cuentas públicas del actual Gobierno del Estado, sobre todo en los pagos a las deudas públicas que adquirió Silvano Aureoles Conejo.

En entrevista tras la presentación de quienes serán el conducto para la recepción de las dependencias de gobierno, el diputado local con licencia señaló que tres meses previo a la entrega de la administración estatal, el 1 de julio, conforme la Periódico Oficial del Estado de Michoacán, se deben saldar las deudas adquiridas a corto plazo por parte del actual gobierno, sin embargo, refirió que Aureoles Conejo no ha pagado lo que debe.

Afirmó que, pese a la nula disposición por parte del Gobierno del Estado de entablar diálogo con su equipo de trabajo, una comisión ya comenzó con la revisión de la información pública que existe por parte de la Secretaría de Finanzas para corroborar el status de las finanzas en el estado.

Ramírez Bedolla reconoció que el reto financiero del cierre de año es complejo, esto aunado al déficit financiero que enfrenta el estado desde el inicio del presente año, por lo que insistió en que es necesario que el Gobierno de Michoacán apresure la entrega de la administración para comenzará a tras una ruta de desahogo de deudas.

Precisó que se tiene certeza de la existencia de una deuda a corto plazo, con proveedores, con instituciones y con bancos a largo plazo, sin que hasta el momento se conozca el total del recurso en pasivos del Gobierno de Michoacán.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.