Una mujer muerta, a quien se le apreciaron varios impactos de bala, fue localizada en un predio rústico del Ejido de San Antonio Parangaré, perteneciente a la Tenencia de San Nicolás Obispo.

Al respecto, las autoridades policiales informaron que la fémina yacía entre la vegetación, a pocos metros de la calle de terracería Pedro Ramírez, en las cercanías del tanque elevado de agua.

Unos habitantes de la zona hicieron el hallazgo y alertaron a la Policía. En el sitio se presentaron patrulleros municipales y unos paramédicos, quienes confirmaron el deceso de la susodicha.

La identidad del la víctima es desconocida, ella tenía entre 28 y 33 años de edad, era de complexión robusta, piel morena clara y cabello rojizo; además, vestía un pantalón de mezclilla azul, una blusa azul, chamarra azul de mezclilla y calzado deportivo gris.

Los uniformados delimitaron el perímetro para proteger los posibles indicios y avisaron a la Fiscalía General del Estado (FGE), cuyos expertos se encargaron de las averiguaciones correspondientes y trasladaron el cuerpo a la morgue para la práctica de la necropsia de rigor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.