El dirigente estatal de Morena en Michoacán, Raúl Morón Orozco, afirmó que la cruzada que lleva a cabo el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, en búsqueda de anular la elección a la gubernatura, es una estrategia para manchar a Alfredo Ramírez Bedolla y su gobierno entrante, sin embargo, afirmó que su estrategia no va resultar pues no tiene la calidad moral para denunciar la intromisión del crimen organizado en las elecciones.

El alcalde con licencia refirió que si Aureoles Conejo tiene pruebas de que hubo intromisión de células delictivas en las elecciones debe presentarlas ante las instancias en materia de procuración de justicia y no estar buscando reuniones con quienes no tiene incumbencia en el tema como el Presidente Andrés Manuel López Obrador o el ministro presidente de la Suprema Corte de la Nación.

Señaló que la premisa del actual gobernador de Michoacán mediante la cual acusa que hubo votaciones atípicas en distritos como Múgica, Apatzingán o Lázaro Cárdenas es errónea, toda vez que desde hace más de 15 años la ciudadanía en la Tierra Caliente del estado ha privilegiado con su voto a los proyectos de izquierda.

En este sentido, apuntó que en próximos días se presentará una conferencia en donde se demuestre el comportamiento electoral de esta región desde 1997, lo anterior con la finalidad de desmentir a Silvano Aureoles y darle claridad a la ciudadanía en la zona.

Sin embargo, manifestó que en caso de que las autoridades determinen que los dichos del gobernador son verídicos, desde Morena no se solapará la intervención del crimen organizado en las votaciones.

Por ultimó, Morón Orozco exhortó al jefe del ejecutivo estatal a dejar el show mediático y culminar su administración para lo que la gente lo eligió, trabajar por Michoacán, pues hizo hincapié en los problemas de inseguridad y salud que enfrenta el estado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.