Diversos restauranteros de Morelia se vieron duramente afectados por la contingencia sanitaria y las dudas medidas que se establecieron, las cuales los obligaron a cerrar sus puertas, algunos de manera definitiva.

Para ellos la recuperación económica ha sido lenta, si bien los aforos se han ampliado, muchos negocios de plano ya no pudieron regresar a trabajar en la “nueva normalidad”

Lizbeth Rosales Aguilar integrante de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) en Michoacán señaló que al menos el 10 por ciento de los afiliados de la cámara cerraron sus negocios de manera definitiva.

“Algunos cerraron sucursales, tuvieron que hacer despidos y otros más de plano ya no abrieron sus puertas de manera definitiva”, añadió.

Recordó además que tan sólo en Morelia cuentan con 120 afiliados quienes han visto grandes pérdidas por las prohibiciones sanitarias que los obligaron a migrar la forma de ofrecer sus productos.

Mencionó que pese a que fueron duras las afectaciones y aún no logran recuperarse tienen altas expectativas ahora que poco a poco sectores como el turístico han comenzado a reactivarse.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.