Tras una reunión entre representantes civiles del municipio de Aguililla, miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el Gobierno del Estado y Federal, se determinó que la carretera entre Aguililla y Apatzingán estará resguardada por elementos militares en un horario entre las 10 y las 18 horas, evitando así los cortes a la circulación por parte de células delictivas.

El párroco de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe en Aguililla, Gilberto Vergara García, informó que luego de una intensa jornada de negociaciones se acordó que las fuerzas militares abrirían resguardarían los 83 kilómetros que separan a Aguililla de Apatzingán en un horario diurno, a sabiendas de que por la noche, el territorio se convierte en zona de guerra por parte de los carteles en pugna por el área.

Entre las peticiones entregadas por los habitantes de Aguililla a las autoridades destaca en primer lugar la garantía del libre tránsito, entre Aguililla y los municipios de Apatzingán, Coalcomán y Lázaro Cárdenas.

Garantía de los servicios básicos como lo son la energía y el agua potable, así como la instalación de un Banco del Bienestar para que fluya el recurso económico en la ciudad y las remesas enviadas por paisanos de Estados Unidos, además de la aplicación de programas sociales a la ciudadanía que pueda ser beneficiaría.

Abrir y abastecer las unidades médicas de Aguililla, así como el Hospital Rural que ya se encuentra en la población en aras de evitar que continúe pereciendo la ciudadanía ante la falta de servicios médicos.

Posterior a la reunión, el padre Gilberto Vergara precisó que más allá del resguardo a las carreteras, no se tuvo mayor avance acerca de las demás demandas, pues explicó que serán socializadas con autoridades de los tres niveles de gobierno para darle solución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.