Este martes un avión ruso con 28 pasajeros a bordo se estrelló en la península de Jamchatka, en el lejano oriente.

Fueron los equipos de rescate quienes llegaron hasta la zona del accidente donde descubrieron que ningún pasajero sobrevivió, según le informaron a la agencia oficial RIA Nóvosti.

Se trata de los restos del avión AN-26 de acuerdo a la agencia de aviación Rosaviatsia, que añadió que las labores de rescate se han complicado debido a la geografía del lugar.

Entre los pasajeros, además de seis miembros de la tripulación viajaban 22 pasajeros, de los cuales dos eran niños.

El mal clima pudo haber provocado el accidente

El gabinete de crisis creado para investigar el accidente, refiere que las malas condiciones del clima pudieron ser parte del accidente.

En el lugar de la catástrofe había malas condiciones climáticas y la visibilidad era muy mala (…) Presuntamente, debido a la mala visibilidad, (el aparato) chocó contra una colina al no poder realizar el aterrizaje de un primer intento.

La agencia de aviación Rosaviatsia sostuvo que los restos del aparato fueron encontrados a cuatro o cinco kilómetros de la pista de despegue y aterrizaje.

Por su parte Vladímir Solodov, gobernador de la región de Kamachatka pidió no sacar conclusiones precipitadas sobre esta tragedia, pues afirmó que los tripulantes del avión eran muy experimentados.

Fue cuando el avión se disponía a aterrizar que perdió la comunicación por radio con el aeródromo de Palana, informaron los servicios de emergencia rusos.

El avión con matrícula RA-26085 era utilizado desde 1982 y su licencia de vuelo vencía el 30 de agosto próximo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.