La consulta popular prevista para el 1 de agosto es un instrumento mediático y una farsa del gobierno federal y MORENA para desviar la atención de los graves problemas que enfrenta nuestro país, señaló el dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Víctor Manuel Manríquez.

Cuando hay elementos o responsabilidades para llevar a juicio a una persona, la Ley no se somete a votación o consultas, simplemente se aplica.

El líder del PRD dijo que esta consulta tiene un costo estimado en 528 millones de pesos para su organización y desarrollo a cargo del Instituto Nacional Electoral (INE), recursos que pudieran ser canalizados en la atención a niños con cáncer y abasto de medicamentos.

Víctor Manríquez abundó que se trata de una farsa más de MORENA para seguir ganando adeptos y seguidores porque en todo caso si existieran pruebas de corrupción o algún otro ilícito a los ex mandatarios nacionales y actores políticos que amerite la aplicación de la Ley, pues debería seguirse una ruta legal y en las instancias correspondientes.

En el PRD nos parece que hay temas graves que el gobierno federal no está atendiendo como la seguridad pública, la falta de medicamentos a los pacientes con cáncer, el nulo crecimiento de la economía, la inflación o la fallida estrategia para la pandemia. Pero en Palacio Nacional distraen a la ciudadanía con la consulta a ex presidentes y hablando de la clase media.

De acuerdo con el Instituto Nacional Electoral (INE) la pregunta es ¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?; sin embargo, para que los resultados sean válidos debe haber una participación del 40 por ciento de la lista nominal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.