El delegado político con funciones de dirigente estatal de Morena en Michoacán, Raúl Morón Orozco, afirmó que las acusaciones del actual gobernador Silvano Aureoles Conejo en las denuncias de presunta intromisión del crimen organizado en las elecciones del pasado 6 de junio, son para “curarse en salud” toda vez que presiente que será enviado a prisión por delitos cometidos bajo el fuero gubernamental.

Él se está curando en salud, porque él lo dijo ‘me van a meter a la cárcel, ojalá que me metan’, nadie en este país se mete a la cárcel por lo que dice, hay libertad de expresión, él tiene tres años confrontado al gobierno de la República y no ha pasado nada.

El ex senador le recomendó a Silvano Aureoles dejar la estrategia mediática y, en caso de tener pruebas, presentar sus evidencias ante las autoridades correspondientes como la Fiscalía General del Estado y de la República, y dejar de actuar como el intermediario de un candidato que no ganó la contienda electoral.

Sin embargo, reconoció que el acusar que en Michoacán hubo una narco elección y que el próximo gobierno será un narco gobierno puede afectar la perspectiva de la ciudadanía a la llegada de Ramirez Bedolla a Palacio de Gobierno.

No se vale ensuciar una elección como él lo está haciendo nada más porque no fueron ellos a los que los michoacanos eligieron para que ganaran la elección, es una falta de respeto al pueblo de Michoacán y me parece que esto que dice debe comprobarlo.

Por último, lamentó que el jefe del ejecutivo estatal emprendiera una lucha en contra de Morena y sus actores políticos, antes que atender los problemas que aquejan al estado en sus últimos días al frente de la administración estatal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.