Tras nueve días con cortes intermitentes al servicio de energía eléctrica y bloqueos diarios a la carretera que lleva al municipio de Aguililla, pobladores de la demarcación se congregaron al frente del cuartel del Ejército Mexicano en la zona, para exigirle a los uniformados que restablezcan los servicios; el saldo de la trifulca, dos heridos de bala y otro más con municiones plásticas.

El párroco de Nuestra Señora de Guadalupe de Aguililla, Gilberto Vergara, informó que decenas de pobladores del municipio y sus rancherías se amotinaron frente el cuartel militar en la exigencia de que los soldados apoyen en el restablecimiento de la energía eléctrica, pues desde el pasado viernes 25 de junio, la ciudad y sus tenencias están en la oscuridad.

El vocero de la Diócesis de Apatzingán, Salvador Sánchez, afirmó que, según fuentes cercanas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la célula delincuencial denominada “Los Viagras” o “Cárteles Unidos” ordenó el corte al servicio de luz como una estrategia para evitar al avance del Cartel Jalisco Nueva Generación en la zona.

El cese del servicio de energía comenzó el pasado viernes, 18 de junio; autoridades eclesiásticas dieron a conocer que a partir de la llegada de la tormenta “Dolores” a la Tierra Caliente de Michoacán, el servicio de luz se había perdido.

El cual se restableció el pasado lunes, sin mayores inconvenientes, no obstante, empleados de la CFE acudieron a Aguililla el día miércoles para revisar las conexiones en la zona y fue ahí, que a decir del padre Salvador Sánchez, miembros de “Los Viagras” les exigieron que se mantuviera el corte de electricidad.

A 10 días del inicio del cese de energía, la población comenzó una embestida en contra de las corporaciones de seguridad en el área, ya que aseguran se encuentran resguardados en el cuartel militar mientras la ciudad y sus rancherías están incomunicadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.