Tras denunciar la intromisión del crimen organizado en las elecciones del pasado 6 de junio, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, admitió que por parte de la administración estatal hubo un descuido en la procuración de seguridad en el estado, pues aunque conocían del control de células delincuenciales en 15 municipios no se tomaron las prevenciones necesarias para la jornada electoral.

“Fue un descuido, si sabemos qué hay presencia del crimen organizado, fue un descuido nuestro, no lo veíamos venir de este tamaño (…) hasta antes de la jornada electoral todo parecía avanzar bien”, manifestó.

El mandatario estatal denunció que en los municipios de Turicato, Aguililla, Buenavista, Tepalcatepec, Arteaga, Gabriel Zamora, La Huacana, Múgica, Nuevo Urecho, Parácuaro, Tumbiscatio, Churumuco, Apatzingán, Lázaro Cárdenas y Uruapan se sabía de la presencia y el control por parte del crimen organizado previo a las votaciones, sin embargo, reconoció que la seguridad estatal confió en que no habría intromisión de los criminales en las elecciones.

Cabe mencionar que desde el pasado mes de octubre, el Gobierno de Michoacán instaló la Mesa de Gobernabilidad en seguimiento al proceso electoral con reuniones mensuales en las que se convocaba a representantes de la administración estatal así como de partidos políticos para pactar estrategias y reconocer posibles amenazas al desarrollo de la jornada electoral.

En dichas reuniones, la Secretaría de Seguridad Pública presentó un mapa de calor, en el cual se informó que al menos 20 municipios eran considerados focos rojos por temas de seguridad, a pesar de ello, Aureoles Conejo reconoció que se descuido el tema pues todo se veía en aparente calma.

Sin embargo, resaltó que en 13 de los 15 municipios referidos el candidato a la gubernatura de Michoacán por la coalición del Partido del Trabajo (PT) y Morena, Alfredo Ramírez Bedolla, ganó las votaciones con la ayuda de las células delictivas que operan en dichas regiones del estado, pues afirmó que no hay otra manera de explicar los resultados de las elecciones.

Reiteró su preocupación de que, de llegar Alfredo Ramírez Bedolla a la gubernatura de Michoacán se instale en el estado, de nueva cuenta, un narco gobierno, por lo que exigió a las autoridades en materia electoral que se anule la elección ante lo que calificó como una evidente narco elección.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.