Los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, mejor conocidos Popo e Izta, han dejado bellas postales ya que este miércoles amanecieron nevados y luego de las lluvias registradas en las últimas horas, se pudo apreciar con mayor claridad su cima cubierta de blanco.

La Secretaría de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos de Puebla informó que “Don Goyo” presenta un cono volcánico nevado, con exhalación de gases y vapor de agua que se dispersa hacia el noroeste, cubierto por una nube lenticular.

Las nubes lenticulares tienen forma de platillo o lente convergente, generalmente aparecen en las zonas montañosas y dependen de las condiciones atmosféricas, por ejemplo, la humedad y temperatura.

Según la dependencia, el modelo de dispersión de ceniza del Popo no prevé caída en la ciudad de Puebla; sin embargo, continuará con el monitoreo del semáforo volcánico que actualmente permanece en Amarillo Fase 2.

De acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), la actividad en el Popo durante las últimas horas registró 35 exhalaciones, en ocasiones acompañadas de gases volcánicos y ligeras cantidades de ceniza. Adicionalmente, se detectó un sismo volcanotectónico el pasado 21 de junio, con magnitud 1.7 a las 19:13 horas.

Mientras que el Izta es un volcán activo que tuvo su última actividad en 1836, registrada como una “erupción dudosa”, dijo Ramón Espinasa, subdirector de riesgos volcánicos de Cenapred a un medio internacional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.