El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este lunes que prevé realizar una nueva rifa a finales de año, entre cuyos premios habrá un rancho de 2 mil 500 hectáreas ubicado en Sinaloa, y el cual perteneció al exgobernador priista de ese estado, Antonio Toledo Corro.

En conferencia desde Palacio Nacional, mencionó que se trata de un terreno que adquirió por 120 millones de dólares el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) durante la administración de Felipe Calderón.

El presidente López Obrador reveló que en el lugar se pretendía realizar un desarrollo turístico. Sin embargo, explicó que la zona se encuentra entre los límites de Sinaloa y Nayarit, por lo que no se pudo encontrar un inversionista para el proyecto.

Reconoció que su administración no ha podido venderlo durante los últimos tres años, por lo que, dijo, se rifará para recuperar el dinero que se invirtió.

“Se va a fraccionar, como es una playa bella, se van a vender terrenos, pero no sueltos, sino rifar para diciembre. Para que recuperemos cuando menos lo que en ese entonces se destinó a la compra. Fueron malos negocios para la hacienda pública, (pero) buenos negocios para los que hicieron esta operación”, reiteró.

Adelantó que los recursos que se obtengan por la rifa se utilizarán para terminar la construcción de la presa Santa María, ubicada en el municipio de El Rosario.

“Nos hace falta ese dinero porque estamos construyendo la presa de “Santa María”. Queremos que ese dinero se use para terminar de financiar la presa, que es una obra que va a ayudar mucho al riego de 30 o 40 mil hectáreas y va a abastecer agua a los municipios del sur de Sinaloa“, concluyó.

El pasado 16 de junio, el presidente López Obrador también anunció una rifa para el próximo 15 de septiembre, entre cuyos premios se incluyen casas, departamentos y un palco en el Estadio Azteca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.