Alfonso Guerrero Guadarrama, presidente de la Asociación de Comercios y Vecinos del Centro Histórico (Covechi) de Morelia denunció que las pérdidas económicas de comerciantes de la zona han percibido ascienden a 30 millones de pesos, esto en el último mes, desde que está instalado el plantón de la CNTE.

Afirmó que en total el 60% de estas pérdidas corresponden a prestadores de servicios como hoteleros, bares y restaurantes y el resto a comerciantes quienes se han visto afectadas por las bajas ventas y siguen sin recuperarse de los efectos económicos de la pandemia.

Aunado a esto la ciudad se ha convirtiendo en un caos prácticamente intransitable por las diversas obras se realizan, tales como la que se efectúa en la Avenida Lázaro Cárdenas, por lo que desalojar a los manifestantes de la Madero daría solución al conflicto vial.

Guerrero Guadarrama exhortó a las autoridades estatales y municipales a dialogar con los manifestantes a fin de que se dé solución a las problemáticas y este plantón se retire de la vialidad.

“No queremos que hagan uso de la fuerza, pero sí que den solución a un conflicto que está afectando de sobre manera a muchos ciudadanos, un plantón que además es ilegal”, señaló.

El ruido constante y la suciedad en el plantón son otras de las quejas o molestias de quienes radican en la zona ya que hasta altas horas de la madrugada los manifestantes tienen música que impide el descanso de los huéspedes de los hoteles, además del uso de la vía pública como sanitario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.