¿Quién gana Apatzingán?

0
130

La ciudadanía ha reflejado un enorme respaldo al candidato de Morena. Por ello, la tendencia se estaría inclinando a su favor. Hay muchos factores que lo ligan a ese gran momento: el partido vive una etapa inmejorable en prácticamente todo el país, sin embargo, independientemente de todo ello, la labor de José Luis Cruz Lucatero nos arroja una lectura clara y evidente que, de nueva cuenta, conquistó a los votantes con fundamento en su quehacer el frente de la administración pública no ha apenas hace mucho.

Lo hizo con un gran paso y elocuencia en sus propuestas. Se ganó desde hace muchos años la confianza de la ciudadanía que, una vez más, estaría ratificando su respaldo en la votación del próximo domingo 6 de junio.

Conviene recordar que, para ello, llega en su mejor momento político; alcanzó un nivel de competencia de gran calidad; ha confirmado la confianza de todos los sectores; el respaldo es ampliamente necesario como para adelantar un pronóstico favorable a la victoria.

Ha sido ejemplo de honestidad, trabajo y rectitud. Hizo posible una gran labor en más de dos años y medio que estuvo al frente del ayuntamiento; dejó una enorme huella y, eso, trajo una eficiencia puntual. Además, el gasto corriente y la utilización del recurso que es lo más primordial de una gestión, se hizo de forma responsable, ordenada y austera. Con muchos hechos dejó claro que, sus promesas de campaña del 2018, se cumplieron.

Trajo inversión al territorio; mejoró los caminos de infraestructura; actuó con responsabilidad en el tema de la pandemia; colaboró y gestionó obras importantes con todos los órdenes de gobierno, quizá, esa sea su mejor herramienta. Esa habilidad es lo que lo ha destacado.

Así pues, José Luis Cruz Lucatero, es ampliamente el favorito para ganar la elección. Ha sido promotor de una buena política y relación con la sociedad; de hecho, hoy por hoy se refleja esa conexión con todos los sectores. Sus reuniones y encuentros son sumamente concurridos; jala mucho la simpatía de jóvenes, mujeres, deportistas y ciudad en general. Brinda confianza y certidumbre, lo mismo empatía.

Hace dos años y medio obtuvo una votación histórica. Se prevé que eso vuelva a suceder; el pulso de la sociedad y el termómetro social marca una tendencia muy favorable a su causa. Por tanto, está a una semana de ratificar ese gran momento en las urnas. ¿Ganará?, si, no tengo duda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.