Con Alfredo Ramírez Bedolla como gobernador, Michoacán gozará de una economía transformadora de la realidad social, solidaria, rural y sostenible, respetuosa de las prácticas económicas populares, de los territorios, de las personas y del medio ambiente, contrario a la fallida estrategia que, ajena a los intereses de las y los michoacanos, han venido implementando quienes se niegan a abandonar privilegios ofensivos para los sectores más vulnerables en el estado.

Así lo manifestó el delegado nacional en funciones de presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Morena, Raúl Morón Orozco, quien precisó que, en este rescate que correrá a cargo de Alfredo Ramírez a partir de su arribo al Solio de Ocampo, se pondrá principal atención en la reactivación económica que demanda la pandemia del Covid-19, cuyos estragos financieros, condenó, no han podido ser revertidos por una administración carente de sensibilidad social.

“Los impactos negativos generados por la pandemia COVID-19, han generado estragos sin precedentes en la economía global, nacional y estatal, por lo que, para hacer frente a esta grave crisis, se deberá establecer un Programa Emergente de Reactivación Económica, en el cual la sociedad, el sector productivo y el gobierno construyan una ruta factible, viable y socialmente responsable, que incida en la recuperación del empleo e ingresos de la población”, señaló al citar parte del programa de gobierno del candidato a la gubernatura de la 4T, Alfredo Ramírez Bedolla.

Para alcanzar este objetivo, precisó, se considerarán acciones orientadas a fortalecer el esquema de inversión local, a través de las cuales, “se aprovechará de manera sostenible e inclusiva, la gran diversidad y abundancia de recursos naturales, así como a sus profesionales altamente calificados y preparados en centros de educación superior estatales, considerando su privilegiada ubicación próxima al mayor mercado del país, aunado al puerto de altura mexicano de mayor capacidad del Pacífico”

Raúl Morón subrayó que el rescate económico de Michoacán estará fundamentado en la inclusión, con base en un eje denominado Economía Social y Solidaria, cuyo sistema económico será justo, democrático, productivo, solidario y sostenible, dirigido a las personas en condición de pobreza, marginación o en situación de vulnerabilidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.