Cristóbal Arias ganó tres debates; hoy va por el cuarto

0
224

El candidato de Fuerza por México se coronó triunfador en tres ocasiones; todas de forma contundente. Hoy habrá debate. Se estima que sea el más agresivo y frontal de todos; preguntas directas que, de una vez por todas, desnudan la falta de capacidad o, de otro modo, potencialicen el capital político.

La realidad muestra que, Cristóbal Arias Solís, dominó tres. Con este serían 4 debates en caso de ganar; se prevé que así sea si tomamos en cuenta el amplio dominio y elocuencia que demostró en los anteriores.

Cristóbal Arias hizo muy bien en salir propositivo. Salió con ganas y deseos de imponerse en el segundo debate que organizó el IEM, y venció. Dominó puntualmente cada uno de los temas; asimismo, replicó y participó cuando pudo tener la oportunidad.

Aunque el formato del IEM fue muy malo, el único perfil que sobresalió fue Cristóbal Arias Solís. Y es que, desde un principio, se decidió a salir con una buena estrategia de participación; elocuente, mostró dominio de los temas y atendió sin mayores dificultades las preguntas y cuestionamientos de la opinión pública y de los periodistas que mediaron el debate.

Pese a que  en ocasiones se prendieron los ánimos, creo que nadie perdió la cabeza, pero, al final de cuentas, recibieron varios ganchos contundentes que, en términos políticos, pueden significar puntos importantísimos. El que más hizo mención y que podemos decir con fundamento que conectó un duro golpe a sus contrincantes, fue el propio senador con licencia, Cristóbal Arias Solís.

Nunca se achicó. Lo mismo, jamás cayó en el concepto marrullero de otros perfiles que se dedicaron a cuidar la ventaja con la que llegaron.

No obstante, es cierto que en los debates hay que salvaguardar por estrategia la distancia con la que llegas, sin embargo, en ocasiones hay que arriesgar para romper con los pronósticos y posicionarse, aunque a veces sea peligroso porque puedes caer en una dinámica que te haga perder las emociones y ser ridiculizados como el caso de Herrera.

Pero Cristóbal Arias rompió el esquema. Pensó siempre en salir a ganar y lo hizo; se llevó el segundo debate oficial con suficiente ventaja de los participantes. Dejó de lado el concepto acartonado, y salió a doblegar con un dominio a los contrincantes. Tuvo más eco su intervención; influyó con su enorme capacidad de debatir y contratar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.