“Carlos Herrera fue un secretario de gobierno que no se enteró que era tal ni de sus facultades al frente de una dependencia estratégica como la que tuvo en sus manos, mucho menos se dio cuenta del trabajo que se desplegaba en otras áreas”, señaló Claudio Méndez Fernández quien recientemente presentó su renuncia a la secretaría de cultura del gobierno estatal.

Los resultados de su gestión dan cuenta de ello y si fueran positivos, seguro es que la ciudadanía lo tendría en otro lugar en las preferencias electorales. Parece demagógico ofrecer lo que no se pudo entregar cuando se tenía todo para hacerlo”, señaló Méndez Fernández quien dijo que los resultados de su gestión están a la vista de todos. “Con gusto le puedo ofrecer al candidato la información de los resultados de la dependencia que encabecé y de los que nunca se enteró aún habiendo sido jefe de gabinete.

Finalmente dijo que el uso de espacios públicos para la proyección personalísima son parte de los vicios del pasado que hay que desterrar en Michoacán. “Quien no entregó resultados debería sentir pena en presentarse nuevamente con las manos vacías a pedir la confianza de las michoacanas y los michoacanos. La frivolidad y la displicencia con la que se usan los espacios públicos para el posicionamiento personal es un vicio que ha provocado que los problemas crezcan en la entidad. Un gobierno de funcionarios en espectaculares y hueco de resultados, es justo lo que la gente quiere desterrar”, concluyó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.