Morena, municipios, reelección

0
196

En el interior o en el seno de este proceso electoral que viviremos el próximo 6 de junio, también se jugarán algunas reelecciones en donde los candidatos hicieron valer su condición o derecho constitucional de participar nuevamente para el cargo que fueron postulados hace casi tres años.

Con la premisa de “el pueblo pone y el pueblo quita”, y en defensa legítima de medirse una vez más en la elección, muchos municipios decidirán si o no escogen nuevamente al abanderado del partido que tan solo hace poco tiempo gobernó.

Será una decisión que esté en manos de la población. De hecho, el caso más sonado o mediático es el del municipio de Apatzingán, donde compite José Luis Cruz Lucatero por el partido de Morena. A pesar de que hay demarcaciones en las que habrá participación, sólo me llamó poderosamente la atención por ser uno de los territorios y distritos más grandes del Estado.

Y es que nuevamente a su regreso, la elección promete una competencia de muy buena calidad. Hay perfiles con mucha capacidad política, pero, las proyecciones de superioridad que mantiene José Luis Cruz Lucatero, rebasan cualquier pronóstico anticipado. Hasta ahora, es el favorito.

Hace dos años y medio ganó con una elección histórica de votación. Cuando comúnmente un proceso en la ciudad se supera con 13 o 14 mil votos, el candidato de Morena sacó casi 19 mil, es decir, aumentó su proporción en los comicios pasados.

Pronto se reconoció esa victoria aplastante en aquel territorio. Gracias a ello, José Luis Cruz Lucatero se consolidó. Llegó a ser la figura más visible del municipio, y el referente principal en Morena; asimismo, su labor al frente no solo trascendió, sino que fue reconocida incluso, en mismo Palacio Nacional con el tema del manejo de la pandemia del Covid-19.

Por eso, en el momento que llegó la fase previa de definiciones al interior de Morena en aquel territorio, siempre fue favorito para ganar. Tal es así, que superó a más de 18 aspirantes a la candidatura cuando se midieron a través de los mecanismos de las encuestas en la Ciudad de México. Eso subió más sus credenciales, y demostró porque había ganado con la cantidad de votos que sacó.

A partir de ahí, José Luis Cruz Lucatero habló de la intención de continuar con sus labores al frente del ayuntamiento. No obstante, la prueba más compleja se vivirá el próximo 6 de junio. A pesar de que faltan exactamente 30 días, todas las proyecciones y el panorama ya proclama como futuro presidente municipal al abanderado de Morena quien se espera ratifique el poder político que acumuló a lo largo de dos años y medio.

Una vez más el abanderado de Morena puede inclinar la balanza a su favor. Y lo que más llama la atención, es que lo hará con el legítimo recurso constitucional de participación en una reelección. Quizá eso sea doblemente meritorio porque durante un periodo de tres años dejará constancia siendo su figura la que haga historia en Apatzingán.

En vísperas de que esto pase, José Luis Cruz Lucatero llega más sólido al cierre a menos de 30 días. Mientras eso pasa, toda la confianza se ha depositado en él; sé que la elección vivirá en Apatzingán un escenario similar al 2018, eso se puede olfatear y percibir con el clima que muestra la inmensa mayoría de la población de tierra caliente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.