El TUMOR en Michoacán, una alianza de inconsistencias

0
218

A lo largo de toda la fase previa de organización y conforme pasan los días, cada vez es un desorden de ideas, contradicciones, falta de principios y pragmatismo de una alianza que no tiene pies ni cabeza.

La tragedia es evidente a todas luces; lamentablemente no hay una dirección sólida— más que la necesidad inminente— de sobrevivencia en el plano político.

Dan señales inequívocas e inverosímiles de unidad y una “similitud de diferencias” que solo pone en evidencia la simulación de un discurso que desnuda la desesperación de la derecha en manos de todos sus candidatos que, en ocasiones, enfrentan la acusación frontal de la ciudadanía quienes los señalan de contradictorios.

En lo que respecta a Michoacán y las elecciones del 6 de junio, me ha tocado presenciar testimonios de la población para la próxima sucesión del gobierno del estado y diputaciones federales en el que, el equipo de Va por México, es un auténtico desastre. Aunque su fuerte presencia propagandística sea notable, no están penetrando en la simpatía de la ciudadanía.

No les ha ayudado mucho la decisión de ir juntos en coalición. Es más, no saben ni qué es lo que representan en sí. La pasan muy mal cuando se les pregunta por su programa legislativo o ciudadano; no tienen ni la más mínima idea en cuestión de sus prioridades y agenda de trabajo. Han declarado que las diferencias lo unen, pero, en términos reales, inmensamente desiguales que solo inducen al desdén.

Su único punto de apoyo ha radicado en el derroche multimillonario de recursos en propaganda. Aunque, en términos de impacto, técnicamente es nulo. De hecho, han existido episodios de tensión que se deslizan y transitan en las opiniones de los mismos actores de los partidos del PRI, PAN y PRD. Las causas principales fluyen bajo los señalamientos, corrupción y falta de ética y principios.

El ejemplo más claro entonces, es la simulación. La alianza es un esquema de inconsistencias. Dicen una cosa y luego otra; tienen serias irregularidades en su discurso; se quejan de todo, y son ellos los mismos que han provocado gran parte de la crisis y la inseguridad, no se diga la corrupción, que subió en niveles altísimos. Otro aspecto es ese: cada quien hace campaña, pero chocan en los discursos.

La idea de unificar estructuras fue en términos políticos, un desastre. Todo esto se nota; junto a ese ejercicio, llegan las críticas. Muchos perfiles se desmarcan de su origen; no les conviene presumir la cercanía con determinada clase política —porque eso evidentemente les produce más rechazo. De hecho, hay denuncias y señalamientos graves. Y, pensar que ahora son aliados, vaya. Un verdadero fracaso el que se avecina. En Michoacán perderán la gubernatura, los distritos locales en Morelia, al igual que los federales.

¿Quién es el responsable? Muchos, hay varios perfiles que son pieza clave en la decadencia de la oposición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.