Armando Arredondo

Cuando ha llegado el momento de separarse de la pareja se enfrentan diferentes procesos, no es algo sencillo de asimilar porque llegan a presentarse sentimientos de ira y/o culpa depende mucho de la forma de haber vivido la relación.

Un proceso que llega a complicarse cuando hay hijos que son quienes más sufren durante el proceso de separación sobre todo cuando los papás los llegan a utilizar para hacer daño al otro y a esto se le conoce como Síndrome de Alienación Parental

Este Síndrome hace referencia a la manipulación que ejerce papá o mamá en el pensamiento de los hijos con la intención de destruir la relación que tiene con el otro progenitor desde luego que esta manipulación influye de manera negativa lo que trae como consecuencia que el hijo rechace al papá o a la mamá. Es muy importante que se analice el peligro de los padres que utilizan este tipo de conductas para dañar a su ex pareja ya que suelen volcar sus frustraciones en los hijos y los usan como una forma de darle su merecido a la ex pareja inclusive inventando cosas.

  • Algunos comportamientos característicos de los padres con SAP son:
  • Menosprecian e insultan al otro progenitor en presencia de los hijos diciéndole cosas que corresponden solamente a la pareja y que nada tiene que saber el hijo (a)
  • Cuentan a los hijos las causas del divorcio inventando cosas de tal manera que el hijo (a) piense que el otro progenitor es el culpable generando así el odio hacia el papá o mamá.
  • Impiden el derecho de convivencia de los hijos con el otro progenitor como una forma de castigo hacia la ex pareja.
  • Llegan a manipular a las personas alrededor en ataques al otro progenitor
  • Premian los comportamientos de rechazo y despectivos del niño (a) hacia el otro progenitor.

La acumulación de problemas durante la relación y desde luego el no haberlos resuelto suelen ser la causa del SAP, aunque puede haber muchos otros factores porque cada caso es distinto. Según la Asociación Americana de Psicología no lo ha reconocido como trastorno y, por eso, no aparece en el Manual de Trastornos DSM-V. Pero el sufrimiento que puede causar en los actores es devastador, porque el daño emocional que acarrea este fenómeno puede afectar a los hijos el resto de su vida.

La actitud de los padres al momento de una ruptura debe ser con estricta responsabilidad de buscar el bienestar para los hijos y desde luego para ellos como papás o exparejas, el apoyo de la terapia psicológica con el/la especialista es fundamental para lograr la salud mental en este tipo de procesos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.