El próximo gobernador de Michoacán se definirá en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y no en las urnas. Este escenario se ha dejado entrever en las encuestas, estudios de opinión y demás proyecciones realizadas con miras al próximo 6 de junio, fecha en que se podría ratificar una decisión que está próxima a ser tomada por la máxima institución electoral, y que tiene que ver con la validación o no de la candidatura de Raúl Morón, el abanderado de la 4T.

Se habla de que el Tribunal tendrá la última palabra en las próximas elecciones cuando el coordinador, aspirante o como el INE lo reconoce, precandidato por la gubernatura de Michoacán, Raúl Morón, es el perfil político con mayores posibilidades de triunfo en las urnas, pero es precisamente quien se está debatiendo entre la vida y la muerte ante tribunales.

Las posibilidades de triunfo de Raúl Morón han sido evidenciadas en diversos estudios de opinión como el que realizó hace unos días la encuestadora Opinión Pública, Marketing e Imagen/Heraldo Media Group, donde el responsable de que la 4T llegue a Michoacán supera por 24.2 puntos porcentuales a Carlos Herrera Tello, su rival más próximo y candidato de la alianza -o candidatura común- que construyeron el PAN, el PRD y el PRI.

En todas las encuestas, sin excepción, Raúl Morón está por encima del candidato de Silvano Aureoles, en unas más, en otras menos, pero todas tienen una misma tendencia, cuya dirección está enfocada en la consolidación de la 4T en Michoacán. Sin embargo, un error jurídico, una omisión o simplemente un desafío proveniente de Palacio Nacional en contra del INE, podrían truncar las aspiraciones electorales del presidente de Morelia con licencia, más no las de Morena.

Carlos Herrera opacado por tema Morón

Aunque se pudo haber llegado a pensar lo contrario, el candidato del bloque PAN-PRD PRI, Carlos Herrera, no ha sabido aprovechar la ausencia de Raúl Morón en los presentes tiempos de proselitismo. Su discurso es limitado, su presencia territorial es casi nula y su cercanía con Silvano Aureoles no le ayuda para terminar de penetrar de manera favorable en la percepción ciudadana.

Sin importar que Carlos Herrera esté pretendiendo vender la idea de que ha establecido distanciamiento con Silvano Aureoles, a través de tibias críticas hacia el gobierno del perredista, el ex secretario de Gobierno de la administración silvanista sigue sudando la gota gorda por la presencia del sol que no puede tapar con un dedo.

Silvano desesperado

En pleno martes 13 Silvano desperdició una oportunidad de oro para posicionar a su abanderado como un perfil garante de la institucionalidad y el respeto a la democracia, cuando el INE volvió a negar el registro de Raúl Morón como candidato por el Gobierno de Michoacán.

Silvano pudo haber aprovechado ese martes 13 para intentar acortar la distancia entre el Equipo por Michoacán y la coalición Juntos Haremos Historia, de Morena y el PT. Pero no, prefirió agredir a un profesor adscrito a la CNTE en el municipio de Aguililla al verse acorralado en medio de una serie de reclamos por la fallida estrategia que ha implementado para rescatar a Tierra Caliente de las manos del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Lejos de ayudar a su candidato, lo perjudicó, pero sobre todo Silvano confirmó cuáles seguirán siendo los sellos de la casa: prepotencia y falta de capacidad para atender los focos rojos de Michoacán.

INE, el verdugo de la 4T

La fortaleza que AMLO encuentra en la Cámara de Diputados para hacer y deshacer iniciativas y reformas constitucionales está en riesgo, y lo está por un acuerdo que el INE está por planchar para extinguir la posibilidad de que Morena y sus aliados sigan marcando la agenda legislativa nacional, con base en los lineamientos de la 4T.

La guerra frontal entre el INE y Andrés Manuel pareciera ser la única posibilidad que tiene la oposición para recuperar espacios en la Cámara Baja del Congreso de la Unión, a fin de frenar la consolidación del proyecto obradorista, porque aunque Morena parece ser un rival invencible en la mayor parte de gubernaturas a ser renovadas en las próximas elecciones, está en riesgo la principal fortaleza del presidente: el Poder Legislativo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.